botón acceso
foto cabecera superior
separador cabecera
foto cabecera inferior
boton inicio
boton cultura
boton artesania
boton fiestas
boton flamenco
boton triada romana
boton gastronomia
boton animales miticos
Tres Culturas
Inicio > Animales Míticos
botón textos literarios
botón toro
botón caballo
EL REINO DE DOÑANA
Por Carolina Cañada

El Guadalquivir, en busca de su desembocadura en Sanlúcar de Barrameda, refresca el ambiente y filtra sus aguas por los terrenos adscritos a los parques Natural y Nacional de Doñana. Con diferentes puertas de entrada abiertas a tres provincias –Sevilla, Huelva y Cádiz-, Doñana encuentra en su vertiente onubense la mayor extensión de su espacio protegido. Es aquí donde se encuentran los centros de visitantes del Acebuche, la Rocina y el Acebrón, que sirven de introducción a una de las auténticas maravillas que la naturaleza ha querido posar en el extremo más occidental de Andalucía.
Más de la mitad de la superficie del parque está ocupado por las marismas, terrenos que se inundan de forma estacional y que junto a las lagunas reciben cada año familias enteras de aves acuáticas que contribuyen a enriquecer su biodiversidad. Así, garzas, milanos y espátulas, entre otras, alternan rapaces de estas tierras como el águila real o los cernícalos. Pero el más hermoso de los espectáculos que se puede observar en el parque nacional es el vuelo de los rosados flamencos, que han convertido a Doñana en una parada inigualable en su anual migración y una fuente de alimentación inagotable. Es en el consumo de crustáceos donde se encuentra el origen del color de tan peculiar ave.
Sin embargo, la nómina faunística está encabezada por el lince ibérico, uno de los animales más hermosos y amenazados de la península ibérica. En la actualidad es el emblema del parque.
Durante todo el año, bien por el efecto del viento o por el empuje de las corrientes, la fina arena que delimita la costa de Doñana crea formaciones de dunas móviles que pueden cambiar de posición hasta seis metros por año. Las playas vírgenes acogen una cadena de dunas vivas de considerable amplitud que se mueven desde la costa en dirección hacia el interior del parque, sin que tan siquiera la vegetación pueda frenarlas. En las zonas de los cotos, en los que la arena se mantiene fija, el paisaje está compuesto por una auténtica pantalla de pinares (pino piñonero), viejos alcornocales y masas de matorral crecido.
Al otro lado de Doñana, la pequeña aldea de El Rocío cita cada año a miles de romeros que pelean por procesionar a la popular Virgen del Rocío en un acontecimiento único en el mundo que acoge a hermandades de peregrinos procedentes de todas las comunidades autónomas.
   

lince

Guadalquivir. El corazón verde de Andalucía. Copyright © Todos los derechos reservados. Málaga 2008
Valid XHTML 1.0 Transitional¡CSS Válido!