botón acceso
foto cabecera superior
separador cabecera
foto cabecera inferior
boton inicio
boton cultura
boton artesania
boton fiestas
boton flamenco
boton triada romana
boton gastronomia
boton animales miticos
Tres Culturas
Inicio > Artesanía
 
REFINADO RENACIMIENTOS
Por Carolina Cañada








capilla

  La plaza Vázquez de Molina de Úbeda, una de las ágoras públicas más bellas de Europa, es un resumen contemplativo del más exquisito y refinado renacimiento español. En su planta irregular se citan monumentos que por su valor arquitectónico figuran como obras cumbres del arte del siglo XVI.
Una poderosa y acaudalada aristocracia, liderada por Francisco de los Cobos -secretario de Estado del emperador Carlos V y consejero personal de su hijo Felipe II- hace de Úbeda y de su vecina Baeza el prototipo patrimonial de la ciudad andaluza. La plaza que lleva el nombre del sobrino de Francisco de los Cobos, que acabó ejerciendo diferentes cargos en la corte del rey Felipe II, es irregular y se alza a pocos metros de la primitiva muralla árabe que cerraba Úbeda por las lomas que descienden hasta orillas del río Guadalquivir.
El elevado número de tesoros arquitectónicos que encierra la plaza no se entiende sin la presencia de un político como Francisco de los Cobos y un artista como Andrés de Vandelvira. El primero pidió al segundo que concluyera las trazas y las obras que el arquitecto Diego de Siloé había dibujado para la Sacra Capilla de El Salvador del Mundo, el más importante mausoleo civil de España. Andrés de Vandelvira, en colaboración con otros artistas como el escultor Esteban Jamete, acabó la obra y dejó su genial impronta en dependencias tan originalmente resueltas como la sacristía. Al lado de la capilla de El Salvador, Vandelvira edificó el palacio del Deán Ortega, encargado de velar por la espiritualidad del mausoleo del todopoderoso De los Cobos. Este palacio es en la actualidad parador de turismo.
Plaza abajo, Andrés de Vandelvira aceptó el encargo de Juan Vázquez de Molina para erigir un palacio de tres plantas donde se permitió la licencia de invertir los órdenes clásicos. La fachada principal del edificio es sobria y de una manifiesta elegancia. El palacio, hoy ayuntamiento, se abre a una diáfana lonja a cuya entrada se erigen dos leones que portan el escudo de la ciudad. Enfrente toma asiento la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares, edificada sobre los restos de la primitiva mezquita árabe. Su interior es gótico, pero su fachada principal evidencia alientos barrocos.
La plaza la cierra el palacio del Marqués de Mancera, del que sobresale un poderoso torreón. A su lado se alza una estatua en bronce de Andrés de Vandelvira, realizada por Palma Burgos, que reconoce la extraordinaria contribución del genial arquitecto a la construcción de la ciudad renacentista.

el salvador

CAPILLA DE EL SALVADOR. Obra excepcional dentro de la arquitectura del Renacimiento. Para el ciudadano de Úbeda, El Salvador, al igual que el Hospital de Santiago y la iglesia de Santa María, es un emblema de la ciudad. La sacristía tiene cariátides y atlantes de gran calidad y está enriquecida con toda clase de decoración renacentista.
botón siguiente
Guadalquivir. El corazón verde de Andalucía. Copyright © Todos los derechos reservados. Málaga 2008
Valid XHTML 1.0 Transitional¡CSS Válido!