botón acceso
foto cabecera superior
separador cabecera
foto cabecera inferior
boton inicio
boton cultura
boton artesania
boton fiestas
boton flamenco
boton triada romana
boton gastronomia
boton animales miticos
Tres Culturas
Inicio > Un río festivo
 
Un río festivo
Por Juan Antonio Ruiz

A lo largo del recorrido del Guadalquivir, y en sus dos orillas, las fiestas y tradiciones son un lugar común en las poblaciones que baña este legendario río, hasta el punto de que son millones los visitantes tanto nacionales como de fuera de nuestras fronteras que acuden a estas localidades a participar en las mismas, dado el espíritu hospitalario y alegre de sus habitantes.

Andalucía es una región rica en actos festivos que van desde las fiestas religiosas como la Semana Santa, las procesiones del corpus o las romerías, hasta las fiestas tradicionales como los carnavales, la Feria de Abril de Sevilla o los festivales flamencos. Todas estas fiestas recogen la historia y la cultura de un pueblo, que ha recibido influencia de distintas civilizaciones que llegaron a estas tierras a lo largo de tres milenios.

nazareno

Entre las numerosas fiestas religiosas que se celebran en Andalucía, destaca la Semana Santa, la manifestación más artística que recoge la muerte y resurrección de Cristo, con procesiones que recorren las calles de ciudades y pueblos, paseando hermosos grupos escultóricos que representan la pasión de Jesús. En algunas ciudades, la Semana Santa está considerada como Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía por su particularidad y belleza.

A lo largo del río Guadalquivir se encuentra la ciudad de Úbeda donde la Semana Santa adquiere la austeridad que caracteriza a la castellana y el colorido y la riqueza de la andaluza. La sencillez es una de las señas de calidad de los desfiles procesionales que tienen lugar desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección. El punto culminante se alcanza la noche del Viernes Santo, con la celebración de la procesión general, que en las calles de Úbeda reúne a todas las cofradías de Pasión, acompañando al Santo Entierro.

Durante el recorrido nos encontramos con la localidad de Montoro, donde la Semana Santa es fervor, devoción, pero también es vistosidad y colorido, espectáculo multisecular, hermanos cofrades, penitentes, Coro de Nuestro Padre Jesús, agrupaciones musicales, nazarenos, costaleros y portadores. Uno de los momentos más representativos de la Semana Santa montoreña es “El Prendimiento”, acto por el cual los soldados romanos escenifican el momento en el que arrestan a Jesús tras el beso de Judas y también cuando el Cristo de la Humildad es rodeado por las picas de los romanos.
 

semana santa


Continuando con el cauce del Guadalquivir, llegamos a la provincia de Sevilla, donde destaca la capital y la localidad de Écija, En Sevilla, durante la Semana Santa el silencio se extiende por la ciudad para vivir días de recogimiento y fervor. A las distintas cofradías, en diferentes puntos del recorrido procesional, se les canta una saeta. El día grande de la Semana Santa sevillana es el Viernes Santo cuando salen ocho cofradías de madrugada entre ellas la Macarena y el Gran Poder. Mientras, en Écija salen a la calle para hacer estación de penitencia las trece cofradías, donde el rico patrimonio cofrade transita por rincones de gran belleza, destacando el realismo de las imágenes, las tallas de madera dorada y su orfebrería.

Al llegar a Sanlúcar (Cádiz), nos encontramos con una Semana Santa como uno de los grandes acontecimientos religiosos, culturales, festivos y turístico que cada año tienen lugar en la ciudad donde vive el Guadalquivir. La belleza y estrechez de sus calles, el rico patrimonio histórico y artístico conforman un marco inigualable para el transcurrir de las hermandades y cofradías.
  Andalucía también es muy rica en fiestas tradicionales, donde cada municipio celebra el día del patrón, y otras fiestas propias que saltan las fronteras como los Festivales Flamencos, El Carnaval, la Feria de Abril de Sevilla o la Cruces de Mayo, entre otras.

cruz de mayo


El ciclo festivo lúdico comienza en el mes de febrero cuando los carnavales inundan de alegría y color las calles y ciudades andaluzas. El que tiene más tradición es el Carnaval de Cádiz, declarado de Interés Turístico Nacional, y que durante siete días con sus siete noches convierte a la ciudad gaditana en un escenario viviente donde el humor, la gracia, la ironía y la chispa va pareja a las letrillas que cantan los grupos de murgas y comparsas. En la misma provincia de Cádiz también merecen ser conocidos los carnavales de Trebujena, cuyo origen está a principios del siglo XX. También son interesantes el Carnaval de Villafranca de Córdoba, donde se celebra la “Gran Alitada” y donde se fríen más de 1.000 kilos de alitas de pollo, el Carnaval de Almodóvar del Río, que comienza el Domingo de Piñata con la recuperación del juego de los ‘cantaritos rotos’.

En el mes de abril, Sevilla se prepara para la Feria de Abril, una de las fiestas mayores de España, y declarada de Interés Turístico Nacional. En la Feria, los paseos a caballo, las sevillanas o los espectáculos musicales dan paso todos los días a los mejores festejos taurinos en la Plaza de Toros de la Real Maestranza.

feria


Con la llegada de la primavera llegan las Cruces de Mayo, que combina la tradición religiosa con la fiesta folclórica, y que recuerda el hallazgo del madero de la cruz donde fue crucificado Cristo en los Santos Lugares. Esta fiesta tiene sus puntos principales en Granada, Sevilla y Córdoba, aunque también destaca en Lebrija. Esta fiesta se celebra con la instalación, en las calles más importantes, de unas cruces hechas con flores o decoradas con ellas, y los distintos barrios compiten para que la suya sea la más hermosa y vistosa.

feria caballos

el rocio

BLANCA PALOMA. Los romeros atraviesan las marismas del Guadalquivir, de Sanlúcar hasta la aldea de Almonte para rendir su amor a la Virgen del Rocío, la Blanca Paloma. Antes han tenido que pasar por parajes de increíble belleza como son los del parque de Doñana.

 


También tienen un gran seguimiento las romerías en Andalucía, y en las tierras bañadas por el Guadalquivir se celebran las dos romerías más importantes y más antiguas de la comunidad, la Romería de la Virgen de la Cabeza, en Andujar (Jaén), y la Romería del Rocío, en Almonte (Huelva). En Andújar, el último domingo de abril se prepara para recibir a los peregrinos de todos los lugares de España para celebrar su fiesta mayor, la Romería de la Virgen de la Cabeza. En ese día, Andújar se viste de gala embelleciendo rejas y balcones, donde se cuelgan mantones y flores para dar color y belleza a las calles del pueblo. El sábado comienza la peregrinación hacia el Santuario, recorriendo el camino, que se inicia en la campiña, a través de campos de regadío y olivares. En la dehesa del Lugar Nuevo, junto al puente de la Virgen, se celebra la hora de la comida de hermandad, del baile y el cante. Por la noche, en el Cabezo cada cofradía se organiza en distintas casas y desde allí suben al Santuario a rendir culto a la Virgen. Con el amanecer del domingo se espera el momento culminante, la solemne misa a media mañana y tras entonar una Salve tiene lugar el traslado de la Virgen desde su trono en el camarín hasta sus andas entre una masa de romeros eufórica que se abalanza sobre ella.

caballistas

En Almonte, cada Domingo de Pentecostés se prepara para celebrar la Romería más grande y esplendorosa de cuantas hay en Andalucía, El Rocío. A principios de la semana, un centenar de hermandades harán el camino en carreta, a caballo o andando hacia la aldea almonteña antes del sábado.
Los cultos comienzan el sábado a media mañana con la presentación de las hermandades filiales ante la Blanca Paloma. Todas llevan el simpecado, una carreta con el estandarte una imagen de la Virgen. Son recibidas en la puerta del Santuario por al hermandad matriz, y a continuación comienza la fiesta, se canta se baila, come y bebe hasta bien entrada la madrugada. El domingo tiene lugar la Misa Pontificial y por la noche el Rosario. Una vez terminado el rosario, en la madrugada del domingo al lunes, tiene lugar el momento más importante. Los almonteños saltan la reja e inician la procesión de la Virgen a hombros, y la llevan ante los simpecados de las distintas hermandades filiales. La procesión dura unas 12 horas antes de regresar a su altar.
 
Acabado el concurso de cruces, en mayo tiene lugar el Festival de los Patios Cordobeses, donde los dueños de las casas con patios, cuajados de flores, macetas, pozos y cal, los abren a los visitantes de estos reductos de las casas típicas cordobesas, enclavadas en los barrios más antiguos como San Agustín, San Lorenzo, La Judería o San Basilio.

En agosto nos acercamos a la desembocadura del Guadalquivir en Sanlúcar de Barrameda, para disfrutar en sus playas de las carreras de caballos, que se disputan en ciclos de dos o tres días, en función de la bajamar. Además, en las Fiestas de Exaltación del Guadalquivir participan todos los municipios por los que discurre el río Guadalquivir. Esta fiesta, que surge en 1954 a modo de juegos florales, tiene el objetivo de ensalzar la belleza y la figura de este río grande de Andalucía En los meses de invierno, en los pueblos de la ribera del Guadalquivir se suceden fiestas dedicadas a la vendimia, ganado o romerías en honor de los patronos. El 1 de noviembre, en la mayoría de los pueblos, se celebra el Día de los Santos con un almuerzo campero, en el que el plato típico son las gachas.

sara baras

En Andalucía también se celebran numerosos festivales de cante flamenco, música y danza, principalmente durante el periodo estival. En Úbeda se celebra un Festival Internacional de Música y Danza, considerado el segundo más importante de Andalucía. En julio, en Lebrija, cuna del arte flamenco, se celebra ‘La Caracolá’, donde se reúnen cantaores, guitarristas y bailaores de gran prestigio.

 

Guadalquivir. El corazón verde de Andalucía. Copyright © Todos los derechos reservados. Málaga 2008
Valid XHTML 1.0 Transitional¡CSS Válido!